Arqueólogos confirman la grandeza del reino bíblico de Edom

La minería de cobre da evidencias de un reino jerárquico y estable, como señala la Biblia, anterior a la monarquía en Israel.

Lugar de excavación en el valle de Timna. / Erez Ben-Yosef, Universidad de Tel Aviv

El estudio de antiguas minas de producción de cobre en los desiertos de Israel y Jordania indica que los edomitas formaron una poderosa entidad política hace más de 3.000 años, como relata la Biblia. En Génesis 36, se describe a los descendientes de Esaú (Edom) como reyes que “reinaron antes de que hubiese rey sobre los hijos de Israel”.

Hasta ahora no había evidencia arqueológica que ratificara este reino, formado por los descendientes de Esaú. Sin embargo el estudio de la producción de cobre en el desierto de Aravá ha permitido a los arqueólogos determinar que no se trataba de un pueblo nómada, sino que contaría con jerarquías y una organización centralizada.
Las investigaciones encabezadas por Erez Ben-Yosef, de la Universidad de Tel Aviv (Israel), y Thomas Levy, de la de California, San Diego (EE.UU.) han sido publicadas en la revista científica PLOS One. En el artículo explican que en el lugar vivía en los siglos XI-XII a.C. (hace más de tres mil años) un grupo de personas de gran riqueza que provendría de una red de “alta tecnología” de cobre, que era un recurso de gran valor en esa época.

Recolectando muestras de escoria y carbón de la colina. Las finas capas de desperdicio tecnológico, bien fechadas por radiocarbono, proporcionan un registro detallado del cambio tecnológico en el Edom bíblico, según el arqueólogo Erez Ben-Yosef. / E. Ben-yosef, Central Timna Valley Project

Los arqueólogos descubrieron que en diferentes sitios de la región se utilizaban las mismas técnicas, que mejoraban y avanzaban de manera conjunta hace más de 3.000 años. Esto representa un signo de la presencia de una entidad central que coordinaba las tareas. Según Ben-Yosef, su estudio concuerda con la descripción en la Biblia sobre Edom.

Para confirmar este hallazgo, han usado la metodología de “modelo de equilibrio puntuado”, analizando los restos de antiguas minas de cobre en Israel y Jordania para así poder establecer una comparación en la línea del tiempo de la producción de cobre en la antigüedad.
Los resultados demostraron una disminución significativa de cobre en los residuos de los lugares de extracción de cobre en la zona de la Aravá, que se explica como que existía un proceso de extracción sistematizado y efectivo en esta región coincidente con Edom.
Fuentes: Evangélico Digital / protestantedigital

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.