Sello con nombre bíblico encontrado en casa de Jerusalem destruida por babilonios hace 2.600 años

La impresión ‘Natan-Melech / Eved Hamelech’ encontrada en el Cutybof David. (Eliyahu Yanai, Ciudad de David).

Dos minúsculas inscripciones de 2,600 años de antigüedad recientemente descubiertas en la excavación del estacionamiento de Givati, ​​en la Ciudad de David, están ampliando enormemente la comprensión de la antigua Jerusalem de fines del siglo VIII a.C.

Las dos inscripciones, en escritura paleo-hebrea, se encontraron por separado en una gran estructura del Primer Templo en el lapso de unas pocas semanas por los miembros del equipo Ayyala Rodan y Sveta Pnik.

Uno es un sello de piedra de ágata azulada “(perteneciente) a Ikkar hijo de Matanyahu” ( LeIkkar Ben Matanyahu ). El otro es una impresión de sello de arcilla, “(perteneciente) a Nathan-Melech, Siervo del Rey” ( LeNathan-Melech Eved HaMelech ). Esta impresión de arcilla quemada es la primera evidencia arqueológica del nombre bíblico Nathan-Melech.

Las inscripciones son “no solo un descubrimiento más”, dijo el arqueólogo Dr. Yiftah Shalev, de la Autoridad de Antigüedades de Israel. Más bien, “pintan una imagen mucho más grande de la era en Jerusalem”. Según Shalev, si bien ambos descubrimientos tienen un inmenso valor académico como inscripciones, su valor principal es su contexto arqueológico.

“Lo que es importante no es solo que fueron encontrados en Jerusalem, sino [que fueron encontrados] dentro de su verdadero contexto arqueológico”, dijo Shalev a The Times of Israel. Muchos otros sellos e impresiones de sellos se han vendido en el mercado de antigüedades sin pensar en la procedencia.

Este hallazgo in situ, dijo Shalev, sirve para “conectarse entre el artefacto y la era física real en la que se encontró”, una estructura grande del Primer Templo de dos pisos que los arqueólogos han establecido como centro administrativo. “No es una coincidencia que el sello y la impresión del sello se encuentren aquí”, dijo Shalev.

Según el arqueólogo prof. Yuval Gadot de la Universidad de Tel Aviv, en el siglo VIII a.C., esta área de la Ciudad de David se convierte en el centro administrativo central de Jerusalem. El edificio público de dos pisos recientemente desenterrado, construido con piedras de sillar finamente cortadas, ilustra el comienzo de un movimiento hacia el oeste del área de administración en la gran ciudad en expansión.

De acuerdo con el comunicado de prensa de la Autoridad de Antigüedades de Israel, la gran estructura de varias habitaciones muestra signos claros de destrucción en el siglo VI a.C., que probablemente corresponde a la destrucción babilónica de Jerusalem en 586 a.C. La destrucción es evidente a través de grandes escombros de piedra, vigas de madera quemadas y numerosos fragmentos de cerámica carbonizada, “todo indica que habían sobrevivido a un inmenso incendio”.

El gran centro administrativo, dijo Shalev, está más abajo en la pendiente de la Ciudad de David que donde algunos arqueólogos habían previsto una muralla de la ciudad del período del Primer Templo. A través de esta evidencia de un gran centro administrativo, los académicos comienzan a comprender que la Edad de Hierro de Jerusalem vio el comienzo de la expansión occidental que continuó en las futuras épocas históricas, incluidos los períodos persa y helenístico.

El sello ‘Ikkar Ben Matanyahu’ encontrado en la Ciudad de David. (Eliyahu Yanai, Ciudad de David).

“Estos artefactos atestiguan el sistema de administración altamente desarrollado en el Reino de Judá y agregan información considerable a nuestro entendimiento del estado económico de Jerusalem y su sistema administrativo durante el período del Primer Templo, así como información personal sobre los funcionarios más cercanos del rey y los administradores que vivían y trabajaban en la ciudad”, dijeron Gadot y Shalev en el comunicado de prensa de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

Para los lingüistas, el par de inscripciones de un centímetro, también están abriendo nuevos horizontes académicos. Basado el sello, el Dr. Anat Mendel-Geberovich de la Universidad Hebrea de Jerusalem y el Centro para el Estudio de la Antigua Jerusalem los remonta a mediados del siglo séptimo hasta principios del siglo sexto antes de la era cristiana.

En el sello de piedra azul, escrito en escritura espejo de izquierda a derecha, está inscrito el nombre “(perteneciente) a Ikkar hijo de Matanyahu” ( LeIkkar Ben Matanyahu ). Las estampillas privadas se usaron para firmar documentos, y denotaban la identidad, el linaje y el estatus de sus propietarios, según la Autoridad de Antigüedades de Israel.

La palabra “Ikkar”, que significa agricultor, aparece en la Biblia y en otros idiomas semíticos, según la Academia de Lenguaje Hebreo. Sin embargo, solo se usa en el contexto del rol agrícola, no como un nombre personal. Según el lingüista Chaim Rabin, la palabra Ikkar llegó al hebreo a través del acadio, después de haber sido adoptada del sumerio, que no es una lengua semítica.

Mendel-Geberovich cree que “Ikkar” se refiere a un nombre personal en lugar de una ocupación. Si es así, esta sería la primera evidencia de tal nombre. Las otras partes de la inscripción son más familiares para los lingüistas hebreos bíblicos: “El nombre Matanyahu aparece tanto en la Biblia como en sellos adicionales e impresiones ya desenterradas”, dijo Mendel-Geberovich.

Lo que es más probable que capte el interés popular es la impresión del sello de arcilla quemada, que presenta las palabras: “(perteneciente) a Nathan-Melej, Siervo del Rey” (LeNathan-Melj Eved HaMelej). “El hecho de que fue escrito sin un apellido indica que su fama está a la par con las celebridades de hoy, como las cantantes Madonna o Adele.

Estacionamiento de Givati ​​Excavaciones en la Ciudad de David. (Kobi Harati).

El nombre Nathan-Melech aparece una vez en la Biblia, en el segundo libro de Reyes 23:11. Un funcionario de la corte del rey Josías, el bíblico Nathan-Melech participó en la implementación de una reforma religiosa generalizada: “Y se llevó los caballos que los reyes de Judá habían dedicado al sol, en la entrada de la casa del Señor, por la cámara de Nathan-Melech, el oficial, que se encontraba en los recintos; y quemó con fuego los carros del sol”.

Mientras que el relato bíblico usa un título diferente al que se imprimió en la arcilla antigua, el título “Siervo del Rey” ( Eved HaMelej ) aparece a menudo en la Biblia para describir a un oficial de alto rango cercano al rey. Según la Autoridad de Antigüedades de Israel, el título aparece en otros sellos e impresiones de sellos que se encontraron en el pasado. En la antigüedad, las impresiones de sellos, eran pequeños trozos de arcilla impresos por sellos personales (como el sello “Ikkar”).

¿Pero es este el mismo Nathan-Melech bíblico? Eso sigue siendo una cuestión de interpretación.

Doron Spielman, vicepresidente de la Fundación de la Ciudad de David, que opera el Parque Nacional de la Ciudad de David, dijo: “Este es un descubrimiento extremadamente emocionante para miles de millones de personas en todo el mundo. El sello personal de Natan-Melech, un alto funcionario del gobierno de Josías, rey de Judá, como se describe en el segundo libro de Reyes. Las excavaciones arqueológicas en curso en la Ciudad de David continúan demostrando que la antigua Jerusalem ya no es solo una cuestión de fe, sino también una cuestión de hecho”.

Sin embargo, el académico Mendel-Geberovich no es tan rápido como para confirmar.

“Aunque no es posible determinar con total certeza que el Nathan-Melech que se menciona en la Biblia era en realidad el dueño de la estampilla, es imposible ignorar algunos de los detalles que los unen”, dijo Mendel-Geberovich diplomáticamente.

Fuentes: israelnoticias.com / infobae.com

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.