Los 10 principales descubrimientos de la arqueología bíblica del año 2018

Cada año, casi a diario, los descubrimientos arqueológicos nos ayudan a comprender mejor la Biblia y a afirmar sus detalles sobre las personas, los eventos y la cultura. A continuación, se encuentran los principales hallazgos de excavación informados en 2018 que han aumentado nuestro conocimiento del mundo bíblico y la historia temprana del cristianismo.

10. Inscripción bíblica “Yerushalayim” en una columna antigua.

The oldest discovered inscription of “Jerusalem” found to date, unveiled in October 2018. Credit: Danit Levy, Israel Antiquities Authority.
La inscripción más antigua descubierta de “Jerusalén” encontrada hasta la fecha, se dio a conocer en octubre de 2018. Fuente: Danit Levy, Autoridad de Antigüedades de Israel.

Los arqueólogos descubrieron una inscripción en un pilar en una excavación de una antigua aldea de alfareros, cerca del borde occidental de la moderna ciudad de Jerusalén a principios de este año. La inscripción incluye la palabra “Yerushalayim”, el nombre de Jerusalén escrito en hebreo, y fue fechado en 100 a. C. La aldea de los alfareros sin duda servía a los muchos peregrinos que se dirigían al Templo en Jerusalén, a pocos kilómetros al este. Recuerda el campo del alfarero en Mateo 27: 7 que fue comprado por los sacerdotes con el dinero que Judas tomó para traicionar a Jesús y luego regresó.

9. Granada de arcilla encontrada en Tel Shiloh.

Una granada de arcilla de la época del Mishkan [Tabernáculo] fue encontrada en la antigua ciudad de Shiloh.

Tel Shiloh, el sitio donde se ubicaban el tabernáculo judío y el Arca Santa entre la conquista israelita y la construcción del Templo en Jerusalén, produjo una granada de arcilla inusual en una excavación este año. En la Biblia, la granada es una decoración común del templo (1 Reyes 7:18; 2 Reyes 25:17), y pequeñas decoraciones de granada colgaban de los dobladillos de las túnicas de los sacerdotes (Éxodo 28:33-34).

8. Inscripciones del rey “Esar-hadón” encontradas en el santuario de Jonás.

A video of the IS bombing of the Nabi Yunus shrine in July 2014
Un video del bombardeo ISIS del santuario Nabi Yunus en julio de 2014

En 2014, ISIS hizo explotar el santuario de la tumba del profeta Jonás en la ciudad iraquí de Mosul. El santuario musulmán ahora destruido se encontraba en un montículo, donde los arqueólogos pronto encontraron los restos de un palacio del rey asirio Esar-hadón. Se hace referencia al nombre del rey en las inscripciones descubiertas en los túneles que ISIS excavó en el montículo, mientras el grupo buscaba artefactos para vender en el mercado de antigüedades. Hoy en día, los arqueólogos están usando estos túneles para investigar los restos del templo. El Antiguo Testamento se refiere a Esar-hadón cuando habla sobre el asesinato de su padre Senaquerib (2 Reyes 19: 36–37; Esdras 4:2; Isaías 37: 38), quien fue el rey que devastó gran parte del reino de Judá de Ezequías y la exitosa ciudadanía de Jerusalén. El mismo Esar-hadón reinó desde 681–669 a. C. La información que los arqueólogos descubren en los restos de su palacio nos dirá más sobre los últimos días del reino de Asiria que sobre la época de Jonás, que vivió casi un siglo antes y cuyo lugar de descanso final real es desconocido.

7. Abecedario semítico encontrado en Egipto.

3,400-year-old limestone ostracon of the Egyptian 18th dynasty from the excavation of Theban Tomb 99. (Nigel Strudwick)
Ostracón de piedra caliza de 3.400 años de la 18ª dinastía egipcia de la excavación de la Tumba 99 de Tebas.

La historia bíblica se cruza múltiples veces con la historia de la escritura, como lo ilustra una pieza de piedra caliza inscrita descubierta en 1995 en una tumba a lo largo de la orilla oeste del Nilo en Luxor. El egiptólogo de la Universidad de Columbia Británica Thomas Schneider ha descifrado las cartas y ha anunciado este año que es una versión anterior, muy antigua del alfabeto semítico en orden ABC. La tumba excavada se remonta a 1450 a.C, el tiempo de Moisés, según la cronología bíblica. Sugiere que si “Moisés escribió todo lo que el Señor había dicho” (Éxodo 24: 4), él no fue el único que escribió una escritura semítica en Egipto en ese momento.

6. Descubierta tumba de la familia real en Megiddo.

Tel Megiddo

Una tumba cananea excavada en Tel Megiddo en 2016 y anunciada a principios de este año ha revelado nueva información sobre los habitantes de una de las ciudades antiguas más famosas e importantes de la región. En el anuncio original del pasado marzo, los arqueólogos se maravillaron de que la tumba de 3.700 años de edad todavía estuviera intacta y fuera de control, y produjera los restos de un hombre, una mujer y un niño, todos adornados con joyas de oro y plata. Desde la tumba, los arqueólogos esperaban aprender mucho más sobre la cultura cananea que existía en Israel durante la época de los patriarcas. Y, de hecho, hace apenas unas semanas se informó que se descubrió que el residuo en una de las jarras de la tumba era vainilla, que se pensaba que no se conocía ni se usaba en esa parte del mundo antiguo en ese momento. El hallazgo ilustra el robusto comercio de especias del mundo antiguo.

5. Peso “Beka” desde el Monte del Templo.

Peso ‘Beka’ del período del Primer Templo

Un procesamiento extra cuidadoso de la suciedad recuperada arqueológicamente llamada proceso de tamizado en húmedo ha dado lugar a muchos más descubrimientos pequeños pero significativos en los últimos años, como el peso de beka anunciado recientemente. Como se explica en Éxodo 38:26, el “beka” (medio siclo) se usó para medir el impuesto del templo de medio shekel que se debe a cada miembro de la comunidad. Este pequeño peso (5,5 gramos o 0,2 onzas) fue inscrito con las letras hebreas que deletrean beka y se descubrió en las excavaciones cerca del arco de Robinson, en la esquina suroeste del Monte del Templo. Se cree que se usó para pesar el impuesto del templo durante el período del Primer Templo.

4. Sello del gobernador de Jerusalén.

Found 100 meters from Jerusalem's Western Wall, the First Temple period sealing published in December 2017 bears an inscription stating, 'Belonging to the Governor of the City.' (Clara Amit, Israel Antiquities Authority)
Encontrado a 100 metros del Muro Occidental de Jerusalén, el período de sellado del Primer Templo publicado en diciembre de 2017 lleva una inscripción que dice “Perteneciente al Gobernador de la Ciudad”. (Clara Amit, Autoridad de Antigüedades de Israel)

En 2017, mientras limpiaban el polvo entre las piedras en un antiguo muro de Jerusalén, los arqueólogos descubrieron un título bíblico hasta ahora no confirmado por la arqueología, “gobernador de la ciudad”. A medida que el polvo era cuidadosamente tamizado, se recuperó una impresión de sello de arcilla. La imagen en la arcilla mostraba dos figuras enfrentadas y la inscripción. El gobernador de la ciudad, al igual que un alcalde moderno, se menciona en 2 Reyes 23: 8, donde el autor nombra a un hombre llamado Josué como gobernador de la ciudad en los días de Ezequías, y en 2 Crónicas 18:25, donde el autor señala a Amón como gobernador de la ciudad en los días de Josafat.

3. Firma del profeta Isaías en un sello.

Isaiah bulla, a 2,700-year-old clay seal impression which may have belonged to the biblical prophet Isaiah. (Ouria Tadmor/© Eilat Mazar)
“Isaiah bulla”, una impresión de un sello de arcilla de 2.700 años que pudo haber pertenecido al profeta bíblico Isaías.

Otra impresión de sello surgió en 2018, esta con el nombre real de uno de los profetas más importantes del Antiguo Testamento, Isaías. Casi dice “Isaías el profeta”, pero como falta una letra al final, no está claro si realmente se refiere a un nombre personal. Una pieza de evidencia que sugiere que la impresión del sello se refiere al profeta bíblico es una pequeña pieza de arcilla que los arqueólogos recuperaron en un área cerca del Monte del Templo de Jerusalén. Esta impresión de sello similar, que se encontró por primera vez en 2015, dice “del rey Ezequías de Judá”.

2. La cabeza de la estatua de un rey bíblico de Abel Beth Maacah.

A figurine of a king's head dating to biblical times on display at the Israel Museum
Una figura de una cabeza de rey que data de tiempos bíblicos en exhibición en el Museo de Israel

Este descubrimiento podría haberse disparado a la parte superior de la lista si hubiera alguna forma de identificar a quién representa esta cabeza de estatua. Pero no hay nombre ni inscripción. La mejor pista para su identidad es la banda alrededor de su cabeza, sugiriendo una corona. Esta pequeña escultura de dos pulgadas se encontró en 2017 en Abel Beth-Maacah, un sitio cerca de la frontera entre Israel y el Líbano, pero llamó la atención del público cuando se exhibió en el Museo de Israel el verano pasado. Se remonta al siglo IX a. C., por lo que podría representar a un rey del reino del norte de Israel, como Acab o Jehú. Pero con la misma facilidad podría ser el rey Hazael de Damasco o el rey Ithobaal de Tiro, el padre de Jezabel.

  1. Anillo de Poncio Pilato.
Descubren un anillo de Poncio Pilato, el prefecto que ordenó crucificar a Cristo

Investigadores israelíes han descifrado en un anillo de 2.000 años de antigüedad la inscripción con el nombre “Pilato”, que podría referirse al gobernador romano de Jerusalén, Poncio Pilato, quién según la tradición cristiana juzgó y ordenó la crucifixión de Jesucristo. La pieza, “un anillo simple de aleación de cobre que data de entre mediados del siglo I a.C. y el siglo I d.C.”, incorpora un estampado con el diseño de una vasija de vino rodeada por la inscripción “de Pilato” en griego antiguo, según ha publicado la revista especializada en arqueología de la Sociedad de Exploración de Israel, una información difundida por digitales israelíes. El anillo, según el grupo de investigadores que ha hecho el descubrimiento, dirigido por el doctor Roi Porat, “habría podido pertenecer a Poncio Pilato, el prefecto de la provincia romana de Judea”, o bien a “una persona de su administración”.

Fuentes christianitytoday.com / ABC / israelnoticias.com

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.