Identifican que un anillo encontrado hace 50 años cerca de Belén perteneció a Poncio Pilato

Un anillo de bronce encontrado hace 50 años en Herodion, en Cisjordania y cerca de Belén, puede haber pertenecido al gobernador romano Poncio Pilato. Eso es lo que piensan los investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén (HU).

El periódico Haaretz informa que con la ayuda de una cámara especial de la Autoridad de Antigüedades de Israel lograron descifrar la inscripción del anillo con el nombre en griego Pilatus. Las letras del nombre rodean la imagen de una vasija de vino.

Según el informe, los investigadores asignaron el anillo al gobernador romano Poncio Pilato, en parte porque el nombre de Pilato era extremadamente raro en Israel en el primer siglo. Además, el anillo apunta a una persona de estatus y prosperidad.

Vista aérea de Herodión

Según los investigadores, el anillo, de diseño simple, podría haber sido usado por Pilato como anillo de uso diario o puede haber sido usado por uno de sus oficiales, ya que se trata de un sello, común en la antigüedad, utilizado para firmar documentos sellándolos con cera fundida.

Poncio Pilato fue el prefecto del emperador romano Tiberio en las provincias de Judea y Samaria del 26 al 36 d.C. Es conocido principalmente porque, según la tradición bíblica, condenó a Jesús a la cruz. En el Nuevo Testamento se le menciona en dos lugares más: el Evangelio de Lucas habla sobre el asesinato de peregrinos galileos ordenado por él (Lucas 13:1–2) y también fecha el comienzo de la aparición de Juan el Bautista en tiempos de su gobierno (Lucas 3:1).

El anillo ya fue encontrado a finales de la década de 1960 entre varios miles de piezas durante una excavación del profesor Gideon Forster, pero sólo recientemente fue examinado más de cerca.

La inscripción con el nombre de Pilato

La única inscripción asignada a Pilato hasta ahora está en una piedra arenisca encontrada en Cesarea, que presumiblemente procede de un templo y luego se colocó en el escenario de un teatro. Debido a la falta de pruebas, durante mucho tiempo se dudó si Pilato había existido realmente.

 

Fuentes: labrujulaverde.com / Haaretz.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.